( 2 Votes )

Los beneficios de la práctica deportiva sobre las personas que la realizan están ya ampliamente demostrados. Son conocidas las repercusiones positivas sobre la salud, tanto a nivel físico como anímico.

Así, la mejora del estado de salud de las personas con discapacidad intelectual, a través de la práctica deportiva, se convierte en un objetivo para muchos de los centros de atención del sector.

Para la persona con discapacidad intelectual, que ha de vivir limitaciones en muchos ámbitos de su vida, sentir esa euforia de marcar un gol, batir una marca, superarse a sí misma, de hacer las cosas un poco mejor que ayer, supone una experiencia llena de sensaciones positivas, que se incrementa cuando se practica en equipo, o cuando se tiene oportunidad de competir con otras personas.

Dado que las personas con discapacidad intelectual suelen tener dificultades para acceder a la práctica deportiva en horario no “escolar”, pues dependen, en la mayoría de casos, de que exista sensibilidad por este aspecto en sus familias, se hace especialmente importante que sean los centros quienes mantengan esa actividad, que además les permite potenciar su socialización, al utilizar recursos normalizados.


Ver vídeo: No te detengas



Añadir esta página a mis redes sociales favoritas
Reddit! Del.icio.us! Mixx! Free and Open Source Software News Google! Live! Facebook! StumbleUpon! TwitThis Joomla Free PHP